Agitadores para cada industria

Son diversos los sectores industriales que necesitan realizar mezclas simples o complejas, ya sea en uno o en varios de sus procesos.

Los ejemplos más claros se encuentran en la industria cosmética, farmacéutica, de alimentos y bebidas, azucarera, de tratamiento de aguas, minera, de petróleo, química, papelera y de pintura.

Todos nuestros agitadores industriales tienen un diseño específico para cada necesidad, teniendo en cuenta las características del proceso y las propiedades de los componentes.

Agitadores para la industria cosmética

La industria de cosméticos se dedica a la manufactura de productos de aplicación local, destinados al cuidado y mejoramiento de la piel humana, que no provoquen efectos secundarios indeseables como irritación, sensibilización o perturbación de las funciones vitales.

Ejemplos de productos cosméticos: tintes, desodorantes, cremas, champús, jabones, lociones, perfumes, geles, suavizantes, cremas de afeitar, esencias, esmaltes, tónicos y aromatizantes.

Nuestros agitadores verticales (series VPP, VPT y VAS), neumáticos (series VNH y VNP) y horizontales (series HPS y HPP), son perfectos para este tipo de procesos, ya que pueden mezclar componentes con viscosidad media y alta, y tienen el grado sanitario más elevado.

Agitadores para la industria farmacéutica

La agitación mecánica juega un papel fundamental en la elaboración de medicamentos, pues permite obtener mezclas con características homogéneas.

Algunos de los productos que se elaboran en dicho proceso son: los jarabes, pastillas, emulsiones, cremas, geles, pomadas, elixires, y ungüentos. Igualmente aplica para los medicamentos de uso veterinario.

¿Cómo se consigue la calidad de un producto farmacéutico? Se consigue realizando de forma adecuada todos los pasos del proceso de producción, desde la investigación hasta el último análisis del producto final, cuidando la selección de los componentes y materiales, y —por supuesto— con la correcta agitación industrial.

Agitadores para la industria de alimentos y bebidas

La industria de alimentos y bebidas abarca un conjunto de actividades dirigidas al tratamiento, transformación, preparación, conservación y envasado de productos alimenticios tales como: lácteos, salsas, aderezos, aceites, grasas, mermeladas y varios tipos de bebidas.

Las materias primas comúnmente utilizadas son de origen vegetal o animal. Se producen en explotaciones agrarias, ganaderas y pesqueras.

Los agitadores industriales juegan un papel muy importante en este sector, pues hay una infinidad de productos que requieren procesos muy específicos para su mezcla, dependiendo de si se tratan de fluidos con comportamiento newtoniano o no newtoniano.

La mayoría de los fluidos tienen un comportamiento no newtoniano, por lo que no tienen una viscosidad definida y su consistencia cambia con la intensidad de la agitación. Algunos ejemplos son: las gelatinas, la miel, la masa de panadería, la mostaza, etc.

Agitadores para la industria azucarera

La industria azucarera es una de las actividades de mayor tradición y trascendencia histórica en Latinoamérica, desde hace más de medio milenio.

Este es el caso de México, donde el azúcar es un bien de consumo generalizado, accesible y para toda la población, además de que la propia industria es fuente de trabajo a largo plazo.

¿Y qué papel juegan los agitadores industriales?

Nuestros agitadores tienen una especial relevancia en el proceso de cristalización del azúcar, el cual es un proceso químico en el que las moléculas forman una red cristalina.

Dicha cristalización se efectúa en tanques industriales conocidos como “tachos”, en donde se deposita la meladura y continúa con el proceso de evaporación, hasta que se forman los cristales para pasar por una etapa de centrifugado.

Gracias a nuestros agitadores especializados como la serie VPA, se puede reducir considerablemente el tiempo de obtención de la “templa”, que es el contenido resultante del tacho.

Agitadores para la industria de tratamiento de aguas

El agua es uno de los recursos más preciados del planeta y que ha constituido uno de los pilares fundamentales para el progreso del hombre. Por ello, desde siempre las sociedades han tenido el objetivo de ordenar y gestionar los recursos hídricos.

En este caso, el tratamiento de aguas residuales consiste en remover material contaminante proveniente del uso doméstico o industrial, con el objetivo de mejorar la calidad del agua, que se pueda reutilizar y que así se reduzca el impacto de contaminación.

¿Cómo se da el proceso de tratamiento de aguas residuales? Las siguientes son sus etapas:

Tratamiento físico, el cual tiene como finalidad remover el material grande y abrasivo. Este a su vez se realiza en las etapas de desbaste, sedimentación, filtración y flotación.
Tratamiento químico, en donde se remueve la materia orgánica biodegradable y rompe la estabilidad de las partículas coloidales para poder separarlas. Para ello, se realizan las operaciones de coagulación, floculación y decantación.
Tratamiento biológico, en donde se eliminan los contaminantes por medio de actividad biológica. Los procesos más usados son: filtros rociadores, lodos activados, estabilización y lagunas aireadas.

Agitadores para la industria minera

La minería es una actividad económica del sector primario, representada por la explotación o extracción de los minerales que se han acumulado en el suelo y subsuelo en forma de yacimientos.

Esta industria realiza una gran cantidad de procesos para extraer las propiedades de cada mineral, y uno de los más importantes es la lixiviación por agitación, en donde se agita la pulpa formada por partículas finas. Dicho proceso se utiliza generalmente en la extracción de cobre, plata y oro.

Con la ayuda de nuestros agitadores industriales como la serie VMS, especial para minería, se pueden prevenir problemas de sedimentación en la separación, maximizar los tiempos de recuperación y mejorar el lavado de residuos sólidos estériles.

Agitadores para la industria de petróleo

El petróleo es una de las fuentes de energía más importantes de México y el mundo, ya que gran parte de la energía consumida proviene de este hidrocarburo.

Gracias a los avances tecnológicos, la industria de refinación es capaz de producir más combustibles limpios.

En el mercado internacional existen dos tipos de crudo:

  • Los crudos ligeros, que son más cotizados y de los cuales se obtienen productos de alto valor como los combustibles, la gasolina y el diésel.
  • Los crudos pesados, que son difíciles de refinar por su alta viscosidad, elevados índices de azufre, constante presencia de metales y asfaltenos, y bajo rendimiento de destilación. Es el de mayor abundancia en México y requiere de un tratamiento especial para la recuperación del petróleo.

¿En dónde se aplica la agitación industrial?

En el caso de la industria petrolera, la agitación está involucrada en cada uno de los pasos: desde la exploración hasta la comercialización de los productos. Uno de los procesos cruciales de la agitación es el tratamiento de productos pesados.

Cuando se aplica una correcta agitación en los tanques de tratamiento aumenta la eficiencia de extracción del petróleo, evita grandes problemas de sedimentación, aumenta la transferencia de calor y reduce el tiempo de residencia en el lecho.

Agitadores para la industria química

La industria química se ocupa de la extracción y procesamiento de las materias primas, tanto de naturales como sintéticas para su transformación en otras sustancias.

La agitación industrial en dicho sector juega un papel de vital importancia, pues su correcta aplicación evita productos finales con isómeros no deseados y con residuos, causados por las desigualdades de concentración sólida o de temperatura de los agentes.

Además, las propiedades mecánicas, físicas y químicas de todo producto heterogéneo también dependen del grado de mezcla.

Algunas de las operaciones para la transformación química son: trituración, suspensión de sólidos, disolución, sedimentación, floculación, coagulación, dispersión, filtración, cristalización de productos y extracción de materiales.

Los productos que se obtienen por medio de estos procesos son variados, entre los que destacan los cosméticos, los medicamentos, fertilizantes, papeles, pinturas y barnices.

Agitadores para la industria papelera

La industria papelera está entre las más grandes del mundo, pues existen fábricas en más de 100 países.

Además, es muy diversificada por la gran cantidad de productos derivados que se fabrican en la actualidad. Por eso no es de extrañarse que la tasa de consumo de pasta y papel sea un indicador de desarrollo socioeconómico en varias naciones.

Entre los productos más utilizados se encuentran: los envases, cartón, cajas, confeti, papel para impresión y escritura, papel higiénico, servilletas, toallas húmedas, entre otras variantes.

La fabricación del papel es una actividad compleja, que comprende de múltiples procesos que requieren una agitación mecánica; como la propia agitación de la pasta de papel y de otros componentes, su almacenamiento y el proceso de blanqueo.

Para ello, contamos con agitadores industriales especializados, que son aptos para depósitos de gran tamaño, que pueden trabajar productos de alta viscosidad y que cuentan con móviles intercambiables tipo cowles.

De esta forma no solo obtienes los resultados deseados, sino que también obtienes una mejoría en la eficiencia de todo el proceso de fabricación.

Agitadores para la industria de pintura

La industria de la pintura cuenta con una oferta muy diversa, apoyada en la más alta tecnología y tendencia a lo sustentable.
Algunos ejemplos de los productos que se obtienen son: las pinturas a base de agua, pinturas de base solvente, barnices, lacas, tintas, recubrimientos, impermeabilizantes y anticorrosivos.

En varias etapas del proceso de fabricación es crucial usar el equipo adecuado. Nuestros agitadores ayudan a obtener la viscosidad adecuada de los productos y maximizan la eficiencia de su homogeneización.

Se utilizan equipos de agitación rápida para la mezcla de los componentes de la base incolora, discos para la dispersión del concentrado de color (pigmentos), y raspadores de goma para retirar la pintura adherida a las paredes de los tanques.